×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



¿Está usted pasado de peso?

Detiene el MP a pareja por corrupción de menores
Melina González 13-04-2014 21:30 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Jorge Aguilar Soria y su esposa Laura Elena Contreras Acosta fueron puestos a disposición del Juzgado Penal del Cerereso bajo los cargos de atentado agravado contra la integridad, delito por lesiones y por privación ilegal de la libertad de tres menores de edad.

Los hechos ocurrieron el 16 de marzo en la colonia Lomas del Lago, de la capital zacatecana, en el domicilio particular de los acusados, hoy detenidos en el Centro Regional de Readaptación Social (Cerereso) de Cieneguillas; en dicho domicilio los acusados, supuestamente, privaron de la libertad a tres menores de edad de 12, 13 y 14 años.

Según el testimonio de los adolescentes, los hechos ocurrieron cuando al pasar por el domicilio de la pareja se ofrecieron a lavarles el automóvil; Aguilar Soria, quien es ingeniero civil y vicepresidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Zacatecas AC, aceptó; tras la faena, se invitó a los jóvenes a pasar al interior de la casa para recibir su paga.

Uno de los menores entró y al llegar a la sala, según relató a los agentes del Ministerio Público en la declaración que se dio a conocer este domingo en audiencia pública, se encontraba Laura Elena, quien le mostró un seno y su zona pélvica y le tomó la mano para que la tocara.

Después de unos minutos, entraron los otros dos menores quienes fueron, supuestamente, obligados a tocar a la mujer. Tras ello, se les ofreció un desayuno y juguetes con la condición de que permanecieran más tiempo; sin embargo, ante la negativa de los menores de edad, quienes intentaron salir, Aguilar Soria los encerró.

Según la lectura de los agentes del Ministerio Público, en la audiencia pública celebrada el domingo por la mañana en la Sala 3 del Juzgado Penal del Cerereso, se detalló que los menores de edad no pudieron salir, dado que la cerradura estaba a una altura considerable.

Jorge Aguilar Sosa y su esposa les ofrecieron a los adolescentes un desayuno compuesto por “huevos con jamón y cervezas” y mientras estos comían, Contreras Acosta realizó una felación a su esposo para después tener sexo con él delante de los niños.

Al término del desayuno, trasladaron a los infantes a la sala y ahí, contra su voluntad, les bajaron los pantalones y su ropa interior para ser masturbados por la mujer; bajo la promesa de que les darían juguetes y dinero, les solicitaron que penetraran a la mujer, acto que los niños se resistían a realizar.

A los menores de edad, se detalló, se les amenazó de que no los dejarían salir hasta que la relación sexual se consumara; minutos después, los llevaron a la recámara, donde se les solicitó hicieran lo mismo, aunque, se precisó, en ese lugar no se efectuó ningún acto, dado que la mujer manifestó estar cansada.

Tras ello, los menores de edad “asustados, salieron de la casa; previo a ello, se les dieron 150 pesos y se les invitó a regresar”, declaró la agente del Ministerio Público adscrita al caso.

Los detenidos son acusados como coautores del hecho y permanecerán detenidos en el Cerereso hasta la siguiente audiencia establecida para la próxima semana, fecha en la que la jueza Griselda Manuela Blanco determinará si se les vinculará a proceso por los hechos de los que se les acusa.

En la audiencia, los acusados declinaron su derecho a realizar declaración alguna sobre sus presuntos cargos y le notificaron a la jueza que en la audiencia programada en un par de días más, su representante legal será Armando Aguilar y ya no Óscar Manuel González, abogado proporcionado por el Instituto de la Defensoría Pública.
Tags