×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Antes de la Batalla
Días de combate
Marco Antonio Flores Zavala 27-01-2014 22:55 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Uno de los contingentes que evacuó el Cañón de Juchipila era del militar Enrique Estrada.
Lunes, enero 5 de 1914. Ciudad de Zacatecas. El arribo de ondas frías, procedentes del norte del país, provocó vientos heladísimos en la vetusta capital del estado. El cielo estuvo densamente nublado. Tal situación fue en perjuicio de las gentes menesterosas. En su estilo de vida debieron combatir el frío y la carencia de abrigo.

El clima prevaleció los días martes y miércoles. El jueves, al mediodía, el cielo quedó despejado y la temperatura cambió. Entonces la bóveda celeste lució su azul cobalto y el quemante sol de invierno.

Mientras la vetusta Zacatecas padeció el clima, el ejército inició una nueva fase de labores. El objetivo era ampliar su área de dominio.

La acción inició con el plan de recuperar la vía del ferrocarril. La meta era ir hasta Fresnillo. Entonces la ciudad era una base de operaciones de los rebeldes constitucionalistas.

La labor urgía, toda vez que los rebeldes asentados en Juchipila emprendieron una marcha hacia el estado de Durango. Al estacionarse en Fresnillo, los constitucionalistas serían más peligrosos para la estabilidad de Zacatecas. Los contingentes que evacuaron el Cañón de Juchipila fueron los de Crispín Robles, Trinidad Cervantes y Enrique Estrada.

El citado lunes frío, poco antes de las 7 de la mañana, salió un tren explorador hacia el norte. El contingente estuvo integrado con 200 individuos del batallón Guerrero. El jefe fue el mayor Guillermo B. Dufoó.

En el trayecto, el equipo fue reparando las averías causadas por los rebeldes. Al volver a la ciudad de Zacatecas, encontraron destrucciones recientes en las vías, éstas fueron nuevamente reparadas.

En un rancho próximo a Calera, un grupo numeroso de rebeldes atacó la columna federal. El enfrentamiento fue constante. Los constitucionalistas atacaban y los soldados se defendían, mientras reparaban los rieles.

Para dominar en el encuentro y más en momentos de reunión y fuerza de los atacantes, los soldados recurrieron al uso de una ametralladora Hockinss y un cañón Chamond-Mondragón. Los enfrentamientos sucedieron toda la tarde. 

El martes 6, otro tren salió rumbo al norte. El líder entonces fue el mayor Heriberto Flores. En Calera su convoy fue repelado por un contingente rebelde, dirigido por Santos Bañuelos. El enfrentamiento duró toda la mañana. Ambos grupos se retiraron. Los rebeldes constitucionalistas marcharon a Fresnillo. Los federales retornaron a la vetusta Zacatecas.
Tags