×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Dicen adiós pequeños del kínder Federico Chopin
Norma Bernal 10-07-2014 20:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Norma Bernal / Se ofreció un baile típico de Jalisco durante el festival.
Norma Bernal / Las niñas de tercer año bailaron El Coco no.
Norma Bernal / Los más pequeños del preescolar realizaron una ronda llamada La Taza.
Norma Bernal / Se efectuó el relevo de escolta al dar inicio el evento de graduación.
Norma Bernal / La nueva escolta hizo un juramento de cuidar la bandera.
Norma Bernal / La directora, Hilda Medina se despidió de los niños.
Norma Bernal / El presídium estuvo integrado por personal de la Secretaría de Educación y representantes de los padres de familia.
Norma Bernal / Los niños disfrutaron de su presentación.
Norma Bernal / La tabla rítmica de la institución estuvo presente.
Norma Bernal / Soledad González con su hijo César Leonardo Vázquez.
Norma Bernal / Gaby y Cristopher felicitaron a Alia.
Norma Bernal / Alumnos de Primero A se movieron al ritmo de El baile del gorila.
Norma Bernal / Marcela Flores, una hermosa vaquera.
Alumnos del jardín de niños Federico Chopin dieron el último adiós, a la institución que les enseñó que con juego, paciencia y amor a lo que se hace, se aprende a estudiar y a conocer las cosas que nos rodean.

El evento de graduación se llevó a cabo en el Centro de Convenciones Fresnillo, donde personal docente y administrativo de la escuela, así como padres de familia acompañaron a los pequeñines al festival de despedida y la entrega de papeles.

En la clausura de cursos estuvieron Yolanda Páez López, supervisora de la zona 24 de la Secretaria de Educación de Zacatecas; la asesora escolar de la zona 24, Lilia Medellín González, Araceli Luna, presidenta de los padres de familia y la directora de la institución, Hilda Medina.

Enseguida, se realizó cambio de escolta y honores a la bandera para luego comenzar con el gran festival de despedida, donde hubo baile, canto y mucha diversión.

Minutos después de celebrar a los pequeñines, los alumnos de tercer año pasaron a la mesa del presídium para recibir sus certificados.

La nostalgia, las despedidas y hasta algunas lágrimas por parte de los pequeños y algunas mamás no se hicieron esperar, pues el momento fue muy emotivo y lleno de recuerdos gratos.
Tags