×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Drenaje de Fresnillo, una obra con casi 200 años
Redacción 20-03-2014 21:55 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Carlos León / En la colonia Huertas de Abajo ya hay avance de los trabajos de construcción del embovedado, por lo que esperan que no haya más daños por las lluvias.
Debido a los problemas que representaba La Lagunilla para Fresnillo cada temporada de lluvia, entre 1831 y 1833 se construyó el drenaje del municipio por órdenes del gobernador del estado, Francisco García Salinas.

El primer drenaje, relató el historiador Carlos López Gámez, es una cañería de alrededor de 2 metros de diámetro que pasa por las principales calles de la mancha urbana y es el principal apoyo para evitar que la ciudad sufra de inundaciones.

López Gámez explicó que la cañería atraviesa varias avenidas como la avenida Juárez, la Hidalgo y la calle Reforma.

Con la creación del embovedado se filtró el agua del vaso de La Lagunilla y evitar hundimientos.
“Fresnillo es un ojo de agua y muchas calles son paso natural del agua porque eran arroyos. De allí que muchas partes, como la avenida Juárez se inunden”, explicó.

Durante años el drenaje funcionó, pero en 1953 el tramo de cañería de La Lagunilla a la avenida Hidalgo se tapó para la construcción de la carretera Panamericana.

Reconocen la historia
En una ponencia ofrecida por el maestro de la preparatoria 3 de la Universidad Autónoma de Zacatecas, Hipólito Hernández, habló sobre el desarrollo del drenaje en El Mineral.

En el acto se reconoció al docente de la UAZ, al historiador Carlos López Gámez y al comunicador Javier Torres.

Al evento acudieron decenas de alumnos de la preparatoria 3 de la UAZ y personal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Fresnillo (Siapasf).

Además se expusieron fotografías del embovedado de Fresnillo del acervo de los historiadores.

Obra de rehabilitación
Tras varios años de espera de la colonia Huertas de Abajo mejorarán su condición de vida con la construcción del canal de aguas residuales.

Cabe mencionar que dicho ducto representó un serio problema de contaminación para más de 20 familias que viven en la zona, ya que por él pasan aguas residuales que provienen desde el centro y las colonias Manuel M. Ponce y Barrio Alto.

Durante la temporada de lluvia, el agua inundaba casas.


Con información de Francisco Vargas y Carlos León
Tags