×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



El mañana no comienza aquí, el mejor filme hecho en México
Raúl Silva 14-10-2014 22:59 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / En 2006, grabó en la capital de Zacatecas La sangre iluminada.
Cortesía / Una chica quiere ser DJ.
Cortesía / La película se rodó en una comunidad del sureste zacatecano.
Cortesía / El cieneasta, durante la presentación del largometraje.
Cortesía / La trama refleja las dificultades en la vida diaria de una campirana.
Ganar premios no es el objetivo de hacer cine, sino tener una perspectiva de comunicación, narrativa y de expresión, dice el director zacatecano Iván Ávila Dueñas.

Esta semana, su cinta El mañana no comienza aquí fue galardonada como el mejor largometraje hecho en México en el Oaxaca FilmFest2014.

“No importa quién la hizo, sino lo que está contando”, eso debe ser lo más destacado dentro de un trabajo fílmico, destaca, así como la seriedad con la que se cuentan las historias, “pues con un discurso narrativo disciplinado es probable que transmitas ideas más serias”.

Y aunque a su decir, los premios son algo adicional, cuando llegan son bienvenidos porque ayudan al currículo de la película y despierta interés en el público.

La mañana no comienza aquí habla de dos realidades del México contemporáneo, de tiempos de supervivencia y de contextos disímiles.

El hilo conductor son las historias paralelas de dos jóvenes en su primera edad laboral.

Una de ellas es aprendiz de DJ en el DF y la otra, una campirana que habita en El Verde, en Zacatecas, explica el director que ha realizado tres filmes anteriores de gran calidad.

No se trata de contrastar realidades, sino de marcar diferencias de estilo de vida, dice, ya que las veinteañeras enfrentan dificultades de supervivencia en su vida diaria.

“Hay que hablar de la realidad del México contemporáneo”, de los temas que nadie aborda, como el abandono del campo y el rezago social en que viven las personas sin servicios de luz, agua ni drenaje, pero se les cobra predial.

Este largometraje fue un proyecto diferente desde su concepción, explica el zacatecano, pues primero se grabaron escenas de las dos jóvenes hasta llegar a tener 11 horas de película editadas.

A partir de ello, él, en coautoría con Armando López y Pedro Vives, armó el guión.

La mayor parte del trabajo fue autogestivo, pero la posproducción fue apoyada por el Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine), explica.

La película está filmada al revés, por decirlo de alguna manera, pues primero fueron a grabar durante de dos años la vida de los dos personajes que fueron seleccionados en un proceso investigativo, comenta, ya que se tenían dos en Zacatecas y tres en el DF.

El cine puede servir para retratar lo que está pasando en el México contemporáneo y cómo su población lucha por sobrevivir, “podemos ir hablando con nuestro oficio de lo que es identidad nacional”, explica.

El mañana no comienza aquí ya fue galardonada por la mejor fotografía en el Festival Internacional de Cine Universitario de Chiapas y se prepara su estreno internacional y una plataforma de exhibición para 2015.
Tags