×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



El PRD, en jaque por desbandada; desde 2012, Morena es su nueva casa
Excélsior 20-03-2017 10:18 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Archivo / 9 legisladores perredistas en el Senado siguen siendo fieles a ese partido.
CIUDAD DE MÉXICO.- Otrora el partido más exitoso de la izquierda mexicana, el PRD es ahora como una casa desvencijada. Su deterioro comenzó en 2012 con la salida de figuras centrales como Andrés Manuel López Obrador y, dos años más tarde, de su fundador Cuauhtémoc Cárdenas.

“Sí, tenemos que reconocer que hay un problema. He dicho que el PRD reconozca en qué parte nos hemos equivocado, en el momento en que antepusimos nuestras luchas por espacios políticos. Por lo electoral dejamos de lado las causas de la gente (...) y eso nos ha pasado factura”, reconoció su dirigente nacional, Alejandra Barrales.


A la salida de López Obrador —quien en 2012 renunció para fundar el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena)— y de Cárdenas se suman las de Claudia Sheinbaum, Martí Batres, Marcelo Ebrard, Alejandro Encinas y más recientemente la de Zoé Robledo y Armando Ríos Piter, entre otros.

Además, está la actual crisis del PRD en el Senado, desatada cuando el entonces jefe de bancada Miguel Barbosa expresó públicamente que apoyaba a AMLO rumbo a 2018, sin renunciar al perredismo.

Para el diputado federal Fernando Belaunzarán, integrante de la corriente conocida como Galileos, la reciente salida de cuadros hacia Morena, principalmente, se debe al malogrado proceso de selección para candidato a la gubernatura mexiquense.

“O nos juntamos y acordamos una ruta, o de plano que cada quien vaya viendo a dónde se va, y a ver quién apaga la luz”, agregó.