×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Escenifican estudiantes temas sobre enredos amorosos
Melina González 16-04-2014 19:10 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Hugo Uribe / La obra insta a los padres de familia a reflexionar y entender los deseos y sueños de sus hijos.
Hugo Uribe / Los actores dieron lo mejor de sí.
Hugo Uribe / Anaís Guerrero, Paola y Consuelo.
Hugo Uribe / La comedia versó sobre el amor.
Hugo Uribe / El grupo Dicotomía, de la Universidad Autónoma de Zacatecas.
Hugo Uribe / Los jóvenes mostraron su talento en las interpretaciones.
Los enredos amorosos entre los hijos de dos familias tradicionales y patriarcales asentadas en el medio rural fueron presentados en el Centro Cultural Ciudadela del Arte por el grupo Dicotomía, de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

La obra, dirigida por Francisco Javier Miranda, aborda cómicamente los problemas originados en el seno de dos familias derivados de la falta de comunicación y confianza, así como por la imposición de los deseos paternales sobre la voluntad de los hijos.

Sóstenes y Zenón, dos compadres dedicados a la ganadería y cuya amistad va más allá de los negocios, se enfrentan a la disyuntiva de respetar los deseos de sus hijos, a quienes comprometieron en matrimonio desde que eran niños.

Ahora deben mantener su palabra en una sociedad machista y patriarcal en la que en ocasiones toman más en cuenta el que dirán que el qué sentirán.

En esta reflexiva y divertida obra, los compadres no solo aprenden a entender los deseos y sueños de sus hijos, quienes, sorpresivamente han dejado de ser unos niños para convertirse en seres con decisiones y aspiraciones propias, sino que tendrán que reflexionar sobre su propia existencia como padres y como sujetos individuales.

Finalmente, gracias a la presencia alegórica de Cupido, Sóstenes, su esposa y sus dos hijas encuentran el amor.

Zenón, por su parte, quien es viudo y tiene tres hijos, termina la obra dejando abierta la probabilidad de haber encontrado el amor en una inesperada visitante en su pueblo, a la que usualmente nadie visita.

Distractores roban atención
Pese al notable esfuerzo de los jóvenes actores, lamentablemente en varias ocasiones este se vio opacado a causa del ruido que generaron los recorridos realizados por los grupos de leyendas al recinto.

En múltiples ocasiones los gritos y aplausos que estos grupos generaron en sus clientes, provocó que los jóvenes olvidaran los diálogos, en una representación que requiere de concentración.

Otra problemática que se presentó para el auditorio fue la presencia de niños y bebés en una obra dirigida a adultos y adolescentes.

Esta situación provocó la natural impaciencia entre los niños, quienes con llanto y escapes constantes entre el público propiciaron molestia en varios asistentes.
Tags