×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Falta cultura del orden a funcionarios públicos
Yuzmida Tapia 20-04-2014 21:10 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Marisela Rivapalacio Natera, contralora municipal de Zacatecas, lamentó que los funcionarios públicos no tengan la costumbre de seguir un lineamiento establecido al realizar obras públicas.

Ante tal situación, destacó que es importante promover la cultura de rendición de cuentas para los integrantes del gobierno municipal con el objetivo de que los recursos se apliquen debidamente y con transparencia.

“Es necesario romper esos paradigmas de una cultura de no hacer las cosas con un orden; hay procedimientos y muchas veces se los brincan”, expresó la funcionaria, al indicar que en caso de detectar anomalías por parte de algún funcionario, se le llamará la atención y de no hacer caso, se procedería a aplicar una sanción.

Rivapalacio Natera indicó que hasta el momento solo se ha llamado la atención a los burócratas, los cuales han enmendado su error, sin necesidad de sancionar. Destacó que el Departamento de Obras Públicas es el más vigilado, ya que maneja el mayor número de recursos y se debe estar al pendiente para que se ejecuten adecuadamente.

Agregó que en lo que va del año las observaciones realizadas han sido por no entregar bien los expedientes o por incumplimiento de contratos.

Cuando se realizan obras públicas, luego de revisar los documentos, se califican los tiempos establecidos y los recursos que se aplicaron; de incurrir en alguna anomalía, se le da seguimiento para que se justifiquen los casos.

Vigilante permanente
La funcionaria recordó que el departamento de Contraloría Interna se encarga de vigilar de forma permanente que haya buenas prácticas en el gobierno y que los recursos se apliquen correctamente y con transparencia para que haya más control, responsabilidad y se conduzca con apego a lo establecido.

Además, puntualizó, se realizan auditorías y revisiones para detectar si se cometió alguna irregularidad u omisión. Después se realiza un procedimiento administrativo que puede desembocar en sanciones.

De acuerdo al resultado, explicó, el cabildo es el órgano que analiza y determina el castigo, que puede ser una multa económica, amonestación pública o privada e inhabilitaciones.

La Secretaría de la Función Pública (SFP) también tiene determinadas etapas para hacer auditorías sobre acciones fiscales de obras públicas sobre compras, recursos y tiempos en que se realizan las obras.

Además, la funcionaria dijo que hay un área de denuncia dentro de la Contraloría Interna para que la ciudadanía reporte el mal funcionamiento dentro del ayuntamiento. El buzón de quejas recopila las observaciones que hace la gente, las cuales son
revisadas por la SFP para reportar a la contraloría las sanciones correspondientes.

Agregó que “es muy raro que la ciudadanía levante una queja, sería importante que la ciudadanía participe”.
Tags