×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Feliz día de la decadencia machista
Sonia Félix Cherit 13-03-2014 23:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




El género femenino ha sido marginado y bloqueado a través del tiempo por el patriarcado. Desde la antigüedad se ha considerado la creatividad femenina poco importante, a pesar de ser la mujer la más creativa por naturaleza sobre la faz de la tierra, dado que tiene más desarrollado su hemisferio derecho, que alberga el carácter subjetivo y la capacidad creativa.
Es la artista la que más ha luchado por encontrar su lugar en el arte, donde lo masculino predomina, al grado que muchas veces tuvo que tomar personalidad masculina para poder darse a conocer.    
Los espacios culturales para la expresión plástica y visual son casi vetados para las mujeres, al grado que se realizan museos de las mujeres no por exclusividad, sino por la necesidad que se presenta para dar a conocer el arte y la historia de éstas.
Aun así, son pocos, muy pocos, los espacios donde se puede dar a conocer el arte de las mujeres, pues de cada 100 artistas que se promueven, solo 20 de ellos son mujeres. Además, las becas nacionales e internacionales se siguen asignando en un 70% a hombres, por lo tanto, se otorga menor financiamiento a proyectos artísticos de mujeres.  
No obstante, el arte femenino no se ha dejado de desarrollar. Son las mujeres las más valientes innovadoras del arte contemporáneo, expresando su creatividad con nuevas disciplinas y corrientes, destacando, por ejemplo, en el performance y la instalación. Ellas son las que dan un giro más humano a la expresión artística al fusionarse con la sociedad.
Las mujeres enfocan su creatividad a dar no solo belleza a la existencia humana, sino también se ocupan de expresar las problemáticas actuales, logrando dar, de forma pacifista, una manifestación contra un mundo que cada vez se va perdiendo más y más en las garras de la violencia en la que ellas, las mujeres, de peor manera son víctimas.   
Mientras, notamos que el otro sexo cuida su historia patriarcal reflejándola en su arte; miramos con idolatría a sus héroes, maquilla todo de victorias en las que en su mayoría asesinaron en serie; lo festejan con centenarios y bicentenarios.  
Lo trágico es que nuestras historiadoras, desesperadas, buscan involucrarse, escarban en historia patriarcal mal redactada buscando algunas pincelada de mujeres, donde la venganza del macho se centra en sus mujeres heroínas, las víctimas, las violadas, las quemadas, las mutiladas…
En fin, la historia continúa y el machismo predomina. Los hombres nos imitan, pero continuamos buscando nuestros propios espacios. Fundamos uno y los “intelectualoides” hacen réplica con el pretexto de un público mixto, pero imponiendo los patrones machistas, patriarcales, capitalistas de “alto funcionamiento económico” y de “progreso para la cultura estatal decadente”. Feliz día de la decadencia machista.
Tags