×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Fervor y fiesta, la mayor ofrenda para una patrona 
Norma Bernal 02-02-2014 22:49 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Norma Bernal / La imagen de la patrona de Fresnillo recorrió las principales calles de la ciudad.
Norma Bernal / Las imágenes de otras vírgenes también fueron bendecidas.
Norma Bernal / El obispo Sigifredo Noriega ofició la misa en la parroquia de La Purificación este domingo.
Entre rosas y flores amarillas, aplausos y la algarabía de los feligreses fue recibida en su parroquia la patrona de los fresnillenses, la Virgen de la Candelaria, luego de un recorrido por las principales calles de la ciudad. 

Música, danza, verbena, romería y la quema de tres grandes torres fueron parte de la magna fiesta religiosa. 

Desde las primeras horas del día cientos de creyentes fueron llegando a la iglesia de Nuestra Señora de La Purificación para festejar a la Virgen, pero además para bendecir candelas o las imágenes del Niño Dios 

Ya al anochecer llegó el obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, quien ofició la celebración de la misa, pero antes dio la bienvenida a la imagen de la Virgen de la Candelaria al regreso de la peregrinación y a los cientos de fieles que la acompañaban.

Durante su homilía, el obispo recordó que el día de La Candelaria, que se celebra cada 2 de febrero, es motivo de fiesta, pues se coincide con los primeros 40 días del nacimiento de Jesucristo y su presentación en el templo por María, su madre, quien con fe y amor pidió a Dios que se hiciera su voluntad.

Monseñor Noriega Barceló prosiguió con la eucaristía y al final bendijo imágenes y velas; no se hicieron esperar Las Mañanitas para la Virgen.

Al final de la misa, los feligreses se digirieron al atrio del templo, en el Jardín Madero, y frente a la iglesia hubo un espectáculo de fuegos artificiales.
Tags