×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Usted, ¿Tiene licencia de conducir?

El Buen Comer
Gorditas Doña Lupe
Lucía López 18-12-2013 23:10 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / El negocio tiene 70 años sirviendo deliciosas gorditas.
Cortesía / Una característica que las hace especiales es su cocimiento
Cortesía / Los guisos se cocinan al carbón.
María Guadalupe Oliva Raudales y su esposo Ignacio Escobedo Martínez, mejor conocidos como doña Lupe y don Nacho, son recordados por muchos de nosotros por sus famosas gorditas, a donde nos dábamos cita saliendo de los exámenes (de la Normal Ávila Camacho) para disfrutar de un banquete de sabor.

Son ya 70 años desde los inicios de Gorditas Doña Lupe, un legendario lugar donde se sigue cocinando con leña de huizache y carbón sobre braseros y comales de barro.

Además cocen el nixtamal para después llevarlo a moler al molino, y cumplen con todos los rituales de la cocina antigua.

Ello le ha dado el mérito a sus gorditas como las primeras y más sabrosas de Zacatecas.

Durante muchos años doña Lupe fue la líder de este negocio; cocinaba, torteaba y atendía a su clientela, siempre apoyada por don Nacho.

Mujer de carácter fuerte y corazón noble, su mayor virtud fue el ser trabajadora, iniciando sus jornadas diariamente a las 4 de la mañana, y así vivió hasta el fin de sus días.

Ahora su legado está en manos de su nieta Beatriz Martínez, quien desde niña se dejó guiar por su abuela.

A los 10 años ya trabajaba a su lado, absorbiendo de ella toda su sabiduría de buena líder y excelente cocinera.

Beatriz está al frente del negocio desde hace 14 años, cocina diariamente y encabeza las labores de toda la familia, ya que colaboran sus hermanos, primos y tíos.

A partir de la 7:30 de la mañana de lunes a domingo ya están las puertas abiertas para que usted pueda disfrutar de la gran variedad de guisos que se pueden disfrutar en una exquisita gordita de maíz, como frijoles con queso, papas con rajas, picadillo, huevo y chicharrón.

También las hay de nopalitos, mole, deshebrada, bistec, chorizo con papas, adobada, hígado, alambre y carne de puerco.

Y para realzar su sabor nada mejor que una salsa chilena o un chile serrano crudo.

Así, entre anécdotas y experiencias de toda una vida de trabajo que ha llegado hasta la tercera generación de doña Lupe y don Nacho, disfrute una gordita de nopalitos con huevo, y otra de chicharrón.

Qué les puedo decir, me encantaron; el sabor de su masa es a autérntico maíz y su sabor, inigualable.

Si desea saborear las gorditas de mayor tradición en Zacatecas acuda a la calle Segunda Francisco Villa en elnúmero 109, en la Colonia Lomas de la Soledad, a un costado de la Escuela Normal Ávila Camacho.

 
Tags