×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Carta al Niño Dios
Hermanitas desean un patín y ropa
Carlos León 12-12-2013 22:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Carlos León / Samantha y Natalia, dos hermanitas con mucho amor.

A pesar de localizarse en un espacio donde parece que la esperanza es lo último que existe, el hogar de la familia Oliveros Silva está lleno de este sentimiento.

La familia conformada por una feliz pareja y un par de pequeñas inquietas vive en una de las colonias de reciente creación, La Fe.

Martín Oliveros, padre de Natalia Regina y Samantha Nancy, detalló que su labor como panadero apenas le permite cubrir las primeras necesidades de su familia.

A la pequeña Natalia Regina le hace falta ropa, pues crece muy rápido y las prendas que tiene le quedan cortas. En ocasiones, hereda prendas de su hermana mayor; sin embargo, aún es de talla menor.

Por su parte, la mayor, Samantha Nancy ya pide una bicicleta o un patín del diablo, pues en cada oportunidad que tiene juega con otros niños de la colonia quienes se divierten con este tipo de juguetes.

Para las dos pequeñas esta sería su primera Navidad, ya que para Samantha en años anteriores la precaría situación limitó a su papá y mamá.

El joven no imagina en este invierno poder complacerlas con algún detalle navideño como lo esperan año con año los niños de El Mineral.

Pero trabaja duro esperando cumplir el sueño de sus dos hijas pequeñas para pasar su primera Navidad.
Las pequeñas de un año y tres de edad, respectivamente, poco saben de las costumbres decembrinas pues las limitaciones económicas en casa solo les permiten vivir al día.

Pese a ello, la familia no permite que decaiga su alegría y amor pues tratan de compartir el mayor tiempo posible con sus hijas.

Karina Silva, madre de familia, detalló que sus necesidades son muchas pero hacen un esfuerzo importante para que las niñas tengan los enseres que requieren para su desarrollo.

Los Oliveros Silva viven en una pequeña casa improvisada con cartón y plástico en un predio que carece de los servicios más elementales, a unos metros del tiradero de basura municipal, al norte del municipio.

Las hermanitas, cuidan una de la otra cuando su papá sale a trabajar y su mamá limpia y ordena la casa.

Entre las aterradas calles de la colonia La Fe, las hermanitas se divierten en compañía de su mamá cuando la acompañan a los mandados o cuando salen a jugar.


 
Tags