×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



EN5
Hipócritas, defensores de animales: Javier Suárez
Francisco Gabriel Reynoso Torres 08-07-2014 21:40 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Imagen / Javier Suárez del Real, ganadero de reses bravas y exalcalde de Zacatecas.
Los políticos antitaurinos y defensores de animales han convertido el Congreso en un circo. Sus demandas son ilegítimas y no buscan no beneficio colectivo, sino su desarrollo e interés personal.

Javier Suárez del Real, ganadero de reses bravas, afirma que las ganaderías en Zacatecas pasan por momentos difíciles luego de tres años de sequía, pero al igual que las corridas de toros, van en ascenso, en crecimiento.

Exalcalde de Zacatecas, exsecretario de Turismo y excoordinador de la Fenaza, Suárez del Real condena la actitud hipócrita de esos políticos que atacan la crianza de reses bravas sin importarles el trabajo de muchas familias, inversiones millonarias y 500 años de tradición en México.

¿Cómo está la ganadería de reses bravas en Zacatecas?
Recuperándose, venimos de un periodo de sequía de tres años que afectó mucho la producción. Los efectos negativos en la crianza se verán en 2015.

En Zacatecas existen 21 ganaderías de toros de lidia. En el estado nació la primera y la tradición, no sin problemas, se mantiene.

En promedio, cada ganadería produce 10 encierros por año, algunas más, como la de José Julián Llaguno o Boquilla del Carmen; serán alrededor de 100 machos.

Luego viene la selección, las tientas y quedan unos 60 toros o novillos; es decir, en el camino se queda 40% de los animales que nacen.

¿Tiene futuro la crianza de reses bravas en Zacatecas?
Tenemos que ser optimistas por obligación. Existen datos de que la fiesta de toros no ha disminuido. El año pasado aumentó un número de corridas, de toros y novilladas, en relación a las que hubo el año anterior inmediato. La fiesta brava seguirá en tanto la gente siga acudiendo a las plazas.

Por otra parte, no se trata de abandonar la ganadería así como así. No es una tienda de abarrotes que, si no hay ventas, cierras la cortina y ya. La crianza de reses bravas es mucho más.

Somos muchas generaciones dedicadas, es un trabajo de familias que construyeron una historia que deben defender, no es una tarea improvisada. Por suerte, la fiesta brava está en recuperación.

¿Es real la pasión de los grupos políticos que rechazan los circos con animales y las corridas de toros?
Desafortunadamente hay autoridades que se dejan presionar por grupos políticos seudodefensores de la ecología y los animales.

Se dejan y aceptan presiones de políticos que, evidentemente, asumen actitudes superficiales, hipócritas, concretamente, del Partido Verde y aquí en Zacatecas, de la diputada Susana Rodríguez.

Dicen que están muy preocupados por los animales, pero en realidad les interesa su desarrollo personal. No les importa dañar a una actividad tan importante, a inversiones cuantiosas.

Dañan hipócritamente a una gran industria, a una tradición de 500 años para defender una bandera política.

Son políticos que no representan a nadie, se defienden solos, y conste que no defiendo a los circos, pero son políticos que no escuchan.

Tienen actitudes despreciables: exigen circos sin animales; nosotros les exigimos que no conviertan el Congreso en circo porque defienden a los animales, pero claman por la pena de muerte.

¿Hay legitimidad en la defensa de los animales cuando se reduce a perros, gatos, animales de circos y toros?
Los grupos políticos que se han erguido como grandes defensores de la ecología y los animales actúan con una gran dosis de hipocresía de irracionalidad.

Los tigres en su hábitat buscan su alimento y sin ninguna consideración matan a animales más pequeños, es la naturaleza.

Esos ecologistas nunca han ido a investigar cómo se crían los pollos de engorda que se comen tan tranquilamente. Viven cuatro meses encerrados y comiendo para dar el peso y luego los sacrifican de manera brutal.

El toro de lidia nace y vive como sultán y a los cuatro o cinco años sale a pelear, como le gusta, como quiere. No se justificaría que lo sacrificaran en un rastro municipal, donde matan a los animales con salvajismo.

Esos políticos hipócritas que convierten el Congreso en circo con animales jamás han ido a los laboratorios donde se utilizan animales para investigaciones científicas que favorezcan al ser humano. El gran problema con esos grupos políticos hipócritas es que su principal argumento es no dejarse convencer, no escuchan, porque no quieren escuchar.

Pero sus ataques contra la fiesta de toros no tienen legitimidad. Afortunadamente la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia ha hecho un trabajo de defensa importante y algunos gobiernos, para blindar la fiesta brava ante los ataques hipócritas de los grupos ecologistas, las están declarando patrimonio de la humanidad.
Tags