×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Usted, ¿ha presenciado algún delito?

El Runrún
Impunes, pillerías de Narro 
Francisco Gabriel Reynoso Torres 19-10-2014 19:29 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Bien dicen que el negocio chueco más lucrativo, después del narcomenudeo y el robo de autos, es el manejo de un partido. Muchos años, José Narro administró a su contentillo el PT. Y cuando se lo quitó Ricardo Monreal para que lo presidiera su hermano Saúl, El Tigre lo desmanteló y se quedó con todo lo que tenía de valor.

Pepito el terrible
En 2009 los Monreal le quitaron el partido a Narro. Ese año, el PT tuvo 9 millones de prerrogativas. Narro cobró en el IEEZ 50% de anticipo y jamás rindió cuentas. Saúl Monreal interpuso denuncia penal. El viernes, el IEEZ de Leticia Soto castigó ejemplarmente el atraco: impuso al PT multa de… ¡7 mil pesos! En la PGJE de Arturo Nahle ni eso pueden hacer para escarmentar al terrible Pepito.

Aun cree en Miguel
Miguel Alonso
es un hombre honesto y bueno. Y aunque algunos funcionarios menores lo han tratado con patanería, Javier Machuca aún cree en su gobernador.

En 1998 Ricardo Monreal le dio una concesión de taxi, pero la corrupción burocrática de aquel tiempo no le permitió explotarla. Ni siquiera tramitar las placas. Ahora, tras 16 años y largos litigios, Tránsito se la quiere quitar porque ¡nunca la explotó!

Solo engaños
En 1998, Monreal otorgó la concesión a Machuca en el sitio Las Palomas, de Guadalupe. Empero, hasta 2001 Eduardo Muñoz, entonces director de Tránsito, le autorizó pagar derechos a Guillermo Huizar, secretario de Finanzas. Y lo obligó a comprar coche nuevo. Pero jamás le entregó sus placas, ni el número económico, ni el permiso para trabajar.

Todos son iguales
Durante el corrupto sexenio de Amalia García, a Javier Machuca lo engañaron en la DTTV, principalmente Jorge Alberto Pérez Pinto y Antonio Caldera. En 2011, con el gobierno del cambio, intentó revivir su concesión. Pero chocó primero con la insensibilidad militar de Víctor Manuel Arrieta y luego con la calculadora frialdad de Agustín Jaime Ortiz.

Ya nos ganaron
En enero o febrero de 2015, el gobierno de Fernando Toranzo inicia la construcción del Metrobús en San Luis Potosí. Calculan una inversión de mil 400 millones de pesos con recurso público y privado. Estima el gobierno de esa entidad que la obra sería como un regalo de Navidad, sin importar el resultado en las urnas, pues en 2015 el pueblo cambia gobernador.

Vieja amargada
Con la satisfacción del deber cumplido y de haber superado las metas que se plantearon cuando llegó a Zacatecas, Alejandra del Moral viajó anoche a Querétaro. La delegada del CEN se fue contenta por los muchos y buenos amigos que deja en Zacatecas, excepto “una pinche vieja amargada porque no le tocó lo que quería”.

No pedía más
Antes de irse, Ale del Moral aclaró que es una mentira infame que el PRI, o el gobierno de Miguel Alonso, le dieran 300 mil pesos mensuales para gastos. Y reta a quien soltó el chisme a que lo sostenga en su cara.

El PRI, eso sí -acepta- le rentó una casa y le prestó una camioneta. Y le puso dos ayudantes. Fuera de eso, no recibía, ni pedía, ni necesitaba más.

Tortuguismo burocrático
Dicen quienes saben de los asuntos jurídicos del gobierno de Miguel Alonso que el borrador de la iniciativa para reformar la Ley del Issstezac, muy cacareada por Víctor Rentería y “planchada” con los sindicatos de burócratas y maestros, no ha llegado a la Coordinación Jurídica. Si hay tortuguismo en este asunto tan urgente, no se puede culpar a Uriel Márquez Cristerna.

Solo lamentarlo
En la oposición, hasta los más críticos del gobierno de Miguel Alonso reconocen que Uriel Márquez no le tiene miedo a la verdad. Y si la riega, lo admite. Así reconoció el enorme rezago que había en la reglamentación de leyes, cosa que ya se resolvió.

La iniciativa del Issstezac no se la han mandado a revisión. Y si las cosas en el instituto se complican, a él no le queda otro remedio que lamentarlo.

Quieren sangre
El de Chole Luévano y Roy Barragán es otro pleito que no tiene arreglo... ni consecuencias. Arturo Nahle dice que la denuncia por calumnias que presentó el secretario de Administración contra la diputada está en conciliación, pero no los ha citado.

Y como dice don Teofilito, ni los citará. Ambas partes no quieren arreglo. Quieren ver correr sangre.
Tags