×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Inician las actividades de la Feria del Libro Zacatecano
Alejandra García 16-06-2014 22:20 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Imagen / El homenajeado dijo haber llegado lejos gracias a las enseñanzas de su madre.
Iniciaron las labores de la Feria del Libro Zacatecano en honor a Veremundo Carrillo en el Extemplo de San Agustín para apoyar a creadores locales a difundir su obra.

Informaron que esto ayudará a que la ganancia monetaria no se quede en manos de librerías o editoriales, sino que haya una venta directa que beneficie al autor.

Entre los autores que se pueden encontrar en las instalaciones están Juan José Macías, Mauricio Moncada y Alberto Ortiz, entre otros, además de editoriales zacatecanas como Ediciones Medianoche y Ediciones de 450 Aniversario, de Fresnillo, Zacatecas.

En el lugar se pueden hallar libros de autor, obras inéditas, libros de fotografía, de pintura, folletería, sobre municipios y libros especializados con precios muy accesibles al público.

En el evento estuvieron presentes integrantes de la Asociación de Historiadores Elías Amador, familiares del doctor Veremundo Carrillo y alumnos de la Unidad Académica de Letras de la UAZ.

Estudiantes del Colegio de bachilleres asistieron como edecanes a la inauguración y disfrazados de adelitas y revolucionarios interpretando escenas de la vida cotidiana.

La feria también forma parte de la conmemoración del Centenario de la Toma de Zacatecas, pues hay varios libros que hablan de este hecho histórico.

El escritor Miguel Ángel González, organizador de la feria, dijo unas palabras en agradecimiento al apoyo conferido, al acompañamiento del doctor, además de recalcar la importancia de la lectura y el valor de un libro impreso.

En honor a Veremundo Carrillo
Rosita Caloca, integrante de la Asociación Civil Amigos del Patrimonio Zacatecano, leyó unas sentidas palabras en honor a Veremundo Carrillo, de quien aclaró que además es una finísima persona que merece el mayor de los reconocimientos.

El homenajeado, con la voz entrecortada, declaró que no sabía si era digno de tanto honor pues él, un chico de campo, logró llegar tan lejos gracias a las enseñanzas de su madre.

Gustavo Salinas Íñiguez, director del IZC, también dio muestra de su afecto al doctor con unas cuantas palabras que valoraban el trabajo del catedrático en instó a la gente a leer, pues para aseguró que el conocimiento escrito no tiene igual.

Salinas Íñiguez otorgó a Veremundo Carrillo un reconocimiento y un busto conmemorativo de Pancho Villa.

Para finalizar, se ofreció a los presentes la música del piano de Mario Morones y el violín de Luz Ávila Galaviz, además de un brindis que dio por iniciada esta feria local.
Tags