×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



¡IVA México! Juan Carlos Ramos León
Juan Carlos Ramos León 22-09-2013 22:40 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Así gritamos varios millones de ciudadanos de a pie cuando conocimos las generalidades de la “reforma” fiscal presentada por el Ejecutivo federal –que más que reforma fiscal es otra triste miscelánea más, pero en fin-.
Yo creo que el día en que los mexicanos decidimos imponernos un gobierno no teníamos idea de que estábamos cavando nuestra propia tumba; nos echamos la soga al cuello y se ha apretado tanto que prácticamente ya no nos deja respirar.

Le dimos legitimidad a unos cuantos -que cada día fueron creciendo geométricamente hasta convertirse en unos muchos- para que tomaran nuestros recursos y se dieran vida de multimillonarios con ellos –a eso en mi pueblo le llaman vulgarmente robar, pero quién sabe-. De otra forma sigo sin explicarme en qué se gasta tanto dinero que se recauda porque, como lo habíamos reflexionado en este espacio hace un par de semanas, la clase media mexicana tiene que mantener a la clase política y a los que viven en extrema pobreza, además de mantenerse a sí misma.

La clase alta no nos ayuda porque tiene todo tipo de estímulos fiscales para operar y el resto de sus recursos está invertido o guardado en otros países. Sería el equivalente a mantener a tres familias con el mismo sueldo.
Se han hecho escuchar todo tipo de voces: que si “ahí está su ‘nuevo PRI’” y hasta más de alguno ha dicho “es lo mismito que pasaba con Echeverría y López Portillo”.

Algunos de los líderes de la “izquierda” mexicana la han aceptado públicamente con buen ánimo: Es lógico, se trata de la clase política que se banquetea en restaurantes caros, vive en departamentos de lujo y conduce autos último modelo de marcas premium para “defender los derechos de los que menos tienen” y a ambos grupos los mantiene la clase media. Los de la derecha, con su acostumbrada tibieza, dicen que se van a oponer. A ver si logran algo, porque son muy pocos.

La última esperanza es que los legisladores del partido en el poder han manifestado no estar del todo de acuerdo y la discusión va a estar buena. Si es que queda algo de sensatez en ellos, confío en que se sienten a pensarle en serio para encontrar otras salidas –seguro que las hay- para que no expriman más el limón de la clase media porque ya no le queda jugo.

Señores Presidente, Secretario de Hacienda, de Economía y legisladores: Demuestren de qué están hechos. No le tengan miedo a los que, en las alturas de la economía, los amenazan con retirar su capitales del país si les cobran impuestos; tampoco a las marchas de acarreados de la “izquierda”. Confíen en su inteligencia y no nos dejen hacerle caso a los malos pensamientos que a veces tenemos de que andan buscando por dónde meternos otro pellizco para echarle a su cochinito.


*Ciudadano de a pie
soyciudadanodeapie@gmail.com
Tags