×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Antes de la Batalla
Junio 2 de 1914
Marco Antonio Flores Zavala 01-06-2014 21:20 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




El martes 2 de junio de 1914, el licenciado Manuel Zesati lleva dos semanas como director del Instituto de Ciencias del Estado. El viernes 15 de mayo rindió protesta. El juramento lo hizo ante el gobernador Luis Medina Barrón y el secretario de gobierno, José F. Torres.

El licenciado Zesati, previo al juramento, se desempeñaba como agente del Ministerio Público Federal.

El registro de su vida está asentado en los cientos de expedientes en los que intervino, en el Juzgado de Distrito, sita en el edificio federal, el que será destruido durante la batalla de junio de ese año.

Por supuesto, el licenciado Zesati también colaboraba en el Instituto de Ciencias.

En los exámenes de noviembre de 1913 estuvo como jurado en los cursos de Derecho Romano, Civil, Procedimiento Penal en los fueros común y militar y Derecho Constitucional, Derecho Internacional público y privado, Filosofía del Derecho, Economía Política y Principios de legislación.

Zesati se hizo cargo de la dirección del instituto en razón del permiso que solicitó el profesor Lorenzo Villaseñor, director propietario de la escuela superior del Estado de Zacatecas.

Villaseñor, residente en una casa del callejón del Santero, era el profesor titular de las clases de Química. Él era director del instituto por nombramiento de la junta general de profesores del plantel. Ocupó el cargo el 4 de mayo de 1911.

El licenciado Zesati fue colaborado por el joven Enrique Muñoz. Éste era alumno del quinto año de la carrera de abogado y por su calidad académica lo nombraron secretario del Instituto de Ciencias.

Zesati y Muñoz saben que el 2 de junio de 1914 es preparada la publicación que anuncia que las vacaciones de verano del Instituto de Ciencias iniciarán en la segunda quincena de julio. Entonces falta más de un mes. Ajeno está el calendario a la guerra civil.

Signifiquemos: el Instituto de Ciencias sigue su labor educativa, no se detendrá sino hasta que la ciudad y sus inmediaciones fueron campo de batalla.
Tags