×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Junio
La corrupción no es un asunto menor
Aquiles González Navarro 03-10-2013 21:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




A raíz del video en Youtube que abre una reunión de ex diputados donde discuten sobre temas de dinero no entregado o entregado para el efecto de que votaran en el sentido que el Secretario General de Gobierno les solicitó, previo pago; las reacciones de los actores sociales se dividieron en dos grupos.

Los que consideran que se trata de un asunto de menor importancia, que existen otros que atender como prioridad y que por tanto, el tema debe hacerse a un lado y dejarlo como problema exclusivo del legislativo. Dentro de este grupo están básicamente funcionarios del gobierno actual.
?
Quienes estiman que el tema de la corrupción desde la Legislatura es un asunto mayor, que trasciende por afectar gravemente al erario público y contaminar al sistema de valores. Por tanto, que los autores deben ser auditados, investigados y sancionados. En este grupo participan principalmente universitarios y sectores organizados como el movimiento # Yo soy 132, aunque lo comparten ciudadanos en lo general.

Uno de los problemas de mayor magnitud en el país, lo es sin duda el de la corrupción. Se nos considera entre los más corruptos del mundo y con tendencia a la alza. La corrupción se nos presenta como un cáncer que poco a poco se disemina en la sociedad entera, desde los más altos niveles de la política y del gobierno, incluidos a los partidos políticos, hasta los escalones de funcionarios municipales de menor rango, como las policías o agentes de tránsito.

El asunto es grave por el daño que causa: destruye valores, afecta patrimonios, disminuye los alcances de la obra pública y de la obra social, corroe y contamina los cimientos del sistema social y corrompe a niños y jóvenes (“el que no transa no avanza”, suele decirse).

Los diputados locales de la 60 Legislatura, aprovechando el régimen jurídico que les otorga autonomía financiera, se auto asignaron 200 mil pesos mensuales, (supuestamente) para gestión. Simulado esto, porque no estuvieron obligados a la rendición de cuentas imperativa para otros sectores oficiales, al ser superiores jerárquicos de la Auditoría Superior. Luego acordaron una dieta de 120 mil, lo que suma más de 300 mil pesos mensuales que estuvieron recibiendo durante tres años. Si a esto se agrega el pago por voto en asuntos de interés del gobierno, nos lleva a que nuestros legisladores, sin legislar; se llevaron más de 400 mil pesos mensuales. ¡Cuatro millones anuales aproximadamente!, sin considerar aguinaldos y bonos diversos. ¿Es asunto menor?.

Maestros y médicos mal pagados, escuelas con infinidad de carencias, niños desnutridos que asisten a clases sin haber probado alimento, jóvenes sin oportunidad de acceder a escuelas profesionales universitarias por carencia presupuestal, despidos de trabajadores por insuficiencia de recursos en dependencias oficiales, ¿La corrupción es asunto menor?.

Por lo pronto, para los jóvenes integrantes del movimiento #Yo soy 132, la conducta de los diputados no fue asunto menor y el día de ayer acudieron a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado, donde el titular de la dependencia Arturo Nahle recibió la denuncia de hechos, lo que obliga a iniciar la indagatoria correspondiente.
?
Mientras tanto, en el Senado se ha radicado una iniciativa de reforma que da autonomía al órgano fiscalizador para que sus determinaciones sean inatacables, que rindan cuentas los partidos y toda instancia pública o privada y otras características que nos recuerda a la (casi igual) iniciativa de Ley de Tribunal de cuentas presentada por el Gobernador Alonso hace tres años y que, si no hubiera sido congelada por la tristemente célebre 60 Legislatura, tanto abuso no podría haber ocurrido.

*Docente universitario
Tags