×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



La Nave Teatro asombra con su presentación
Raúl Silva 22-10-2014 21:27 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




David Castañeda / La obra se titula Ciclos y hace reflexionar sobre el actuar en la vida.
David Castañeda / Muestran la fragilidad humana.
David Castañeda / Los asistentes prestaron atención hasta el final.
David Castañeda / Mediante luces y expresiones buscan la reflexión.
David Castañeda / Humano, atrapado en su historia.
Como si se tratara de almas perdidas en el inframundo, fuerzas y energías naturales convergen en un mismo espacio más allá de la vida y la muerte, aborda los temas Ciclos, una puesta en escena de La Nave Teatro que se presenta en el 13 Festival Internacional de Teatro de Calle 2014.

La Plazuela Miguel Auza se convirtió en el escenario de la obra basada en el texto Ciclos de Edgar Servando López y Mario Castro, inspirada en la filosofía de Friedrich Nietzsche.

La obra aborda temas de Así habló Zaratustra de 1883, La gaya ciencia de 1882, Ecce homo de 1889 y la teoría del eterno retorno del mismo autor.

¿Dónde está Dios? Es la pregunta con la que surge con la historia, que se vuelve intimista por la lucha de sentimientos.

El conflicto entre el ser y el poder se representa en la puesta, así como la esclavitud del mundo actual, donde el ser humano es esclavo de su historia, sus deseos, el trabajo y de su actuar.

En la galaxia, esas fuerzas naturales evolucionan paulatinamente hasta convertirse en el hombre y experimentan a lo largo de su existencia cambios, rupturas y marañas.

Nacer, crecer, reproducirse y morir son las etapas del ciclo de la vida, con su monotonía, insensibilidad e individualismo.

La música oscura transforma la atmósfera para vivir en el universo, cada uno de los seis personajes expresa la levedad del ser y su insignificancia ante un mundo materialista.

Todo se centra en la búsqueda de un dios, intenta hacer reflexionar al humano sobre su actuar y cómo sería recordado, como algo olvidado o eterno.
Tags