×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Limosna, su único sustento
Carlos León 13-11-2013 22:09 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




A sus 55 años de edad, José Gómez Pacheco padece de sus facultades mentales debido a que hace 40 años, en una pelea, recibió un fuerte golpe con un bate en la cabeza que lo dejó en coma por algunos meses

Además, por falta de recursos no pudo atenderse higiénicamente cuando se le detectó diabetes hace ocho años y los médicos le cortaron el dedo meñique del pie.

Por desgracia, debido a la falta de acta de nacimiento, José no puede acceder a ningún programa o beneficio alguno y con ayuda de su hermano Antonio sale adelante.

Aunque no recuerda la enfermedad que le fue diagnosticada tras sufrir el fuerte golpe en la cabeza, relató que por su padecimiento le ha sido difícil encontrar empleo que le ayude a sufragar sus gastos mensuales para la compra de medicinas y comida.

Comentó que no tiene Seguro Popular ya que hace 10 años perdió la única acta de nacimiento que tenía y no recuerda con exactitud el día y mes en que nació; aunado a esto, no tiene dinero para tramitar el documento en Guadalajara, de donde es originario.

Actualmente, José vive solo en una casa en la calle Del Valle, en la colonia Insurgentes,
Esta vivienda, se la prestó una media hermana que ahora vive en Estados Unidos.

Las carencias del lugar donde vive son incontables ya que no tiene electricidad, drenaje ni agua potable.

La casa que le fue prestada está construida con blocks, carece de vidrios y en su lugar tiene cartones, el frío traspasa de otro cuarto que esta junto a la recamara de José, ya que hace cuatro años unos vándalos derribaron una pared.

Por las noches, duerme en dos colchones que le dieron vecinos y están sobrepuestos en una base de madera que es detenida por tabiques.

Se resguarda bajo tres cobijas que le fueron donadas también por vecinos, pero son insuficientes para soportar las bajas temperaturas.

“Hay días en que no tengo nada que comer y mejor duermo para olvidarme de eso, ojalá una persona me apoyará con una pequeña despensa”, lamentó.

Para mantenerse, José pide limosna en las calles de Fresnillo.
Tags