×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Más niños migrantes podrían cruzar a EU
AP 05-06-2014 23:40 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




WASHINGTON, DC.- Los agentes de la Patrulla Fronteriza podrían detener este año hasta 90 mil niños que tratarán de cruzar solos y de manera ilegal la frontera con México, más del triple de los detenidos en 2013, de acuerdo con un memorando preliminar interno del Departamento de Seguridad Nacional.

En el memorando del 30 de mayo del subdirector de la Patrulla Fronteriza, Ronald Vitiello, dirigido al directorado de seguridad transfronteriza del Consejo de Seguridad Nacional, Vitiello dijo que la Oficina de Estadísticas de Inmigración del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) calcula que para 2015, el número de niños detenidos mientras viajan solos podría alcanzar los 142 mil.

El gobierno ha calculado previamente que más de 60 mil niños podrían ser detenidos en la frontera este año. Todos los cálculos son para el año fiscal, que comienza el 1 de octubre. Los niños detenidos junto con sus padres no son parte de este conteo de cruces fronterizos ilegales.

La mayoría de los niños que son detenidos al cruzar solos la frontera provienen de El Salvador, Honduras y Guatemala, y han sido aprehendidos en el sector del Valle del Río Grande en el sur de Texas. Ese sector de la Patrulla Fronteriza es ahora el más ajetreado de la frontera con México, y ha registrado un significativo incremento en el número de personas que llegan de Centroamérica.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza dijo que el memo “parece un documento interno incompleto”.

El aumento en el número de menores que tratan de cruzar solos la frontera ha obligado al DHS a desviar recursos de otras misiones, como las de combate al contrabando de personas y de drogas, escribió Vitiello en su memo de cuatro páginas.

El incremento en detenciones también ha obligado al gobierno a enviar a algunos migrantes a otras partes de la frontera, como Arizona, para que sean procesados por agentes de la Patrulla Fronteriza en sectores menos atareados.

Muchas familias que no provienen de México han sido dejadas en libertad en suelo estadounidense mientras aguardan sus procesos de deportación en tribunales de inmigración.

Dejar a esas personas en libertad y haber tomado otras medidas como reunir a los niños que son detenidos solos en la frontera con sus familiares que ya se encuentran en Estados Unidos sirven como “incentivos para que otros individuos sigan el mismo camino”, escribió Vitiello.
Tags