×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Antes de la Batalla
Mayo 2 de 1914
Marco Antonio Flores Zavala 01-05-2014 23:10 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Imagen /
El sábado 2 de mayo de 1914 fue un día de labores políticas ordinarias. El trabajo tiene el contexto de la guerra civil.

A las 11 de la mañana, el presidente del Congreso local, diputado por Tlaltenango, declaró abierta la sesión ordinaria de su asamblea.

Asistieron los representantes de Jerez, Zacatecas, Sombrerete, Villanueva, Ojocaliente, Fresnillo, Juchipila y Mazapil.

Faltaron los diputados por Pinos, Nieves y Nochistlán.

Advirtamos las inasistencias: el de Pinos está enfermo. Convalece en su domicilio de la vetusta ciudad de Zacatecas.

El de Nochistlán salió de la vetusta Zacatecas. Avisó antes de salir; incluso solicitó una licencia por 30 días. En los días por venir, sus colegas la aceptarán y convocarán al suplente.

Estos detalles muestran que el Congreso local, integrado con añejos maderistas de 1910, con liberales de toda la vida, y con católicos emergentes en el ejercicio del poder, mantiene con vida legal y legitimidad al gobierno estatal establecido en la vetusta ciudad de Zacatecas.

Los constitucionalistas también siguen sus labores políticas. El general Pánfilo Natera volvió a suscribir una carta trascendental.

El texto fue elaborado en la ciudad de Sombrerete, donde estaba asentado el llamado gobierno constitucionalista.

Natera respondió a una carta del coronel Lucio Gallardo, jefe político de Fresnillo.

Gallardo en su misiva lo convocaba, por segunda ocasión, a deponer las armas y sus grupos para hacer un frente a la invasión norteamericana.

Pánfilo Natera fue contundente en su respuesta: “de una vez por todas, pierde el tiempo con su necio empeño de que los legalistas nos unamos con los hijos renegados de la patria; con aquellos que debiendo ser el escudo de la nación y los fieles guardianes de su dignidad no sólo efectuaron la más negra de las traiciones asesinando a su legítimo representante (refiere a Francisco I. Madero).”

Natera agregará que fueron los huertistas los causantes de la invasión norteamericana. Y pese a ello, los constitucionalistas los repelerán. Sin dejar de enfrentar a los leales al general Victoriano Huerta.
La carta de Natera y la sesión del Congreso local muestran, el sábado 2 de mayo de 1914, la acción política está en los puntos de ebullición de la guerra civil.
Tags