×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Antes de la Batalla
Mayo 21 de 1914
Marco Antonio Flores Zavala 20-05-2014 21:30 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Las fuerzas de Francisco Villa ocuparon Saltillo el 20 de mayo de 1914.
El Congreso local sesionó el jueves 21 de mayo de 1914. La reunión fue ordinaria. El diputado Juan Medina presidió la reunión.

Al sanedrín acudieron los diputados de Sombrerete, Jerez, Tlaltenango, Villanueva, Zacatecas, Nieves, Ojocaliente y Nochistlán.

Faltó con licencia el delegado de Pinos. Avisaron de su ausencia el de Mazapil, Fresnillo y Juchipila.
La reunión del 21 de mayo de 1914 es referencial por el contexto nacional y principalmente por las ocurrencias estatales.

El miércoles 20 de mayo de 1914, las fuerzas de Francisco Villa ocuparon la ciudad de Saltillo y las de Cándido Aguilar tomaron el puerto de Tuxpan. Estas acciones definieron al norte del país como zona constitucionalista.

En cambio, Jalisco, Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí y el sur de Veracruz se convirtieron en el extremo norte del gobierno huertista en la República.

En este tenor, la sesión del Congreso local, del 21 de mayo de 1914, indica que no existe quebranto con el régimen. Aunque en la capital del estado sí existe una oposición desarmada discreta y las facciones debaten en el seno de las instituciones.

En la misma sesión leyeron el acta de la reunión antecedente. En esa está asentado uno de los debates más intensos entre las facciones políticas existentes en el Congreso local.

Fue puesta a debate la solicitud de una dispensa de estudios, para convalidar los que realizó el diputado Vidal Roldán y Ávila en el Instituto San José de la Ciudad de México; se precipitaron las voces, una para negar la petición y otra para apoyarla.

La que obstaculizó el pedimento argumentó que no debía aprobarse el caso. Arguyó que se violentaría lo prescrito por la Ley de Instrucción Secundaria, pues el ordenamiento no facultaba al Congreso para dispensar estudios profesionales.

El orador que apoyaba la revalidación de estudios indicó que las constituciones de la República y la estatal no impedían la acción.

Entonces podían acceder a lo solicitado. Más todavía: expresó que era “injusto que el estado pretenda tener el monopolio de la ciencia, con tanta más razón, cuanto que planteles particulares son mucho mejores que los del estado.”

Polarizadas las expresiones, otro diputado terció. Propuso suspender la resolución para conocer más sobre el Instituto San José. Los legisladores se dividieron en este punto y se volvió a la discusión.

Las facciones no fueron sólo por la negativa o el apoyo, ni por la amistad y compañerismo de un legislador. El fondo era sujetarse a la ley o no, siendo los votantes los hombres del poder.

Al votarse, cinco diputados apoyaron la dispensa y otros cinco por la negativa. En tal situación el documento se pasó a la sesión del 21 de mayo de 1914. Pero en ella, el diputado Vidal Roldán aplazó su solicitud para otra ocasión.

La ocasión lo sabemos: no llegó, máxime que el Congreso local cerraba sus labores el 30 de mayo de 1914.
Tags