×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Relatos de ocio
Mejor nada
Fernando Quijas Valdez 08-08-2014 22:30 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Amanda Cerny es la Chica de la Semana.
Ya todo está listo; Fresnillo y Zacatecas anunciaron cuáles serán las bandas y artistas que amenizarán sus respectivas ferias, que llenan de algarabía, jolgorio y fuertes crudas a la mayoría de los parroquianos que se reúnen a explotar su espíritu festivo en las máximas fiestas de sus respectivos terruños.

Todos sabemos que aunque estas fiestas se distinguen siempre por la diversidad de espectáculos que se ofrecen para cumplir con las exigencias de toda clase de público, el rock o la música alternativa siempre vienen siendo de los géneros más relegados.

Es entendible desde el punto de vista de que si suele ser difícil darle gusto a muchos, es más complicado aún quedar bien con unos pocos.

No sé si sea por esto que los organizadores de las ferias no quieren meterse en broncas o no les importe analizar los proyectos que se consideran para satisfacer a la gente que no le gusta el pop o la música grupera.

Basta con recordar el chiste del Patronato de la Fenaza el año pasado al darle la oportunidad a la banda zacatecana de rock pop Latitudes de abrirle a Molotov y dejar que Terrorismo Tropical le abriera a la estrella pop María José, cuando pudo haber sido al revés, ya que el público que jala Latitudes es el mismo que puede escuchar a la guapa cantante y la raza que escucha al Terrorismo coincide más con la juanada que escucha a los Molochos.

Era solo cuestión de que los organizadores tuvieran algo de criterio y, sobre todo, respeto para conocer tanto a los artistas como a su público.

Para esta edición de la Fenapla se "pensó", sí es que acaso alguien de los organizadores llegó siquiera a analizarlo, que el espacio rockero podría ser llenado con los más grandes y feos chistes del rock nacional: La Esfinge, banda conformada por Cristian Castro y sus amigos, y Moderatto.

Si alguien sabe de buena música, esas personas son los fresnillenses, no por nada ha sido un semillero importante de músicos y bandas, por lo que me parece medio pinche darles espectáculos de este tipo y no creo que a ellos les haga mucha gracia tampoco.

Una idea buena hubiera sido mejor reunir a los mejores exponentes de rock de Fresnillo, que hay un montón, y darles ese espacio que se le va a dar a La Esfinge o Moderatto, además de una buena lana por su presentación. Así hubieran ganado todos, tanto los músicos locales como el mismo público rockero y hasta el patronato, ya que así pudo haber alivianado a todos en vez de buscar ofrecer shows tan pinches. Mejor que no hagan nada.
Tags