×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Agenda Nacional de Juventudes
José Luis Guardado Tiscareño 18-12-2013 21:10 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




A punto de terminar el 2013 y con los medios de información concentrados en comentarios en torno a las reformas de los últimos meses, hoy tratare de aprovechar esta columna, la última del año, para escribir sobre el papel de los jóvenes durante los últimos años en nuestro país.

Desafortunadamente, las políticas públicas y acciones gubernamentales no reflejan un interés real por las necesidades de los jóvenes, su inclusión y participación en la sociedad; aunado a eso y ante diversos factores como la falta de oportunidades, desigualdad, la exclusión de la mayoría en estudios profesional y en el mercado laboral, así como la inseguridad y las limitaciones en cuanto al disfrute de nuestros derechos ciudadanos y condiciones de vida mínimas a las cuales podamos acceder como sector social, nos convierte a nivel mundial en un grupo vulnerable.

Hoy en nuestro país existen cerca de 36 millones de jóvenes con diferentes potencialidades que pudieran impulsar el desarrollo presente y futuro de nuestro país, un boom demográfico único que parece ser ignorado; además existen ciertas características que exponen la difícil situación de los jóvenes, de los cuales el 44.8% de los profesionistas entre 25 y 29 años trabajan en espacios no profesionales; el 25.6% viven en inseguridad alimentaria; 54% no cuenta con un contrato laboral y un poco menos no tienen prestaciones.

En este contexto se presenta la Agenda Nacional de Juventudes, la cual es construida entre más de 140 organizaciones sociales, universidades y agencias de la Organización de las Naciones Unidas; este documento busca concretar recomendaciones a los diferentes niveles y órganos de gobierno para lograr cambios en la legislación, programas, acciones y decisiones gubernamentales que permitan tomar en cuenta de manera efectiva a las y los jóvenes.

Dicha agenda se basa en 11 ejes, donde a partir de un diagnostico general de nuestra realidad; se presentan objetivos específicos y acciones en concreto para responder a problemas de: pobreza, marginación y exclusión, empleo, participación ciudadana, seguridad y derechos humanos, salud, migración, igualdad de género, educación, desarrollo sustentable, cultura y ciencia, tecnología e innovación.

Algunas recomendaciones que vale la pena destacar son, por ejemplo: un cambio de la política fiscal que permita condiciones sociales más favorables para sectores vulnerables, la creación de un organismo público descentralizado y de una banca social enfocados para la juventud, la apertura y reformas sobre la política de drogas que permita su regulación y control para reducir la violencia, garantizar el acceso universal y equitativo a educación pública de calidad hasta el nivel superior; entre otros temas de importante influencia y alcance.

El 2014 se vuelve el momento impostergable para generar nuevas y mejores condiciones y oportunidades a las y los jóvenes, dejando atrás su exclusión y su criminalización por falta de oportunidades. Esto es mi deseo para el próximo año.
Tags