×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



¿Cuándo usted muera que prefiere que se haga con su cuerpo?

Agenda Astronómica
?Muere Ana María Matute integrante de la RAE
Notimex 25-06-2014 11:27 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía /
MADRID.- El gobierno español y escritores lamentaron hoy el fallecimiento de la escritora catalana y Premio Cervantes 2010, Ana María Matute, considerada una de las más importantes representantes de las letras de la posguerra civil.

La autora de obras como Olvidado rey Gudú murió este miércoles a los 88 años de edad en su domicilio de Barcelona, noreste de España, donde nació en 1925 y creó su obra por la que ganó el Premio Nacional de las Letras Españolas en 2007, así como muchos otros galardones.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, expresó el pésame y envió un telegrama a la familia de Matute, en el que consideró que fue “una de las grandes contadoras de historias de nuestra literatura”.

Recordó que “en su larga madurez creativa, se sirvió de su extraordinaria capacidad de fabulación para ofrecer una visión global de la vida y hacer de la literatura”, por lo que “su obra es una mirada indispensable en la sociedad española de las últimas décadas”.

La Real Academia Española (RAE), a la que Matute ingresó en 1998, también se sumó al pesar por la muerte de la escritora e integrante de la institución como académica en la silla K, y suspendió la sesión de trabajo de este jueves en señal de luto.

El director de la RAE, José Manuel Blecua, expresó el pésame de la institución en nombre del resto de académicos y la bandera ondea a media asta.

El escritor español Luis Mateo Díez consideró que la de Matute era una “voz propia”, que creó “un mundo de fantasía muy particular” a través del cuento.

La escritora Rosa Regás destacó la “inocencia real, basada en el conocimiento, la libertad y la lucidez”, así como la “capacidad de descubrir el mundo con toques de magia” como características de la obra de Matute.

El escritor Enrique Vila-Matas sostuvo que si bien Matute tenía vocación de escritora desde los cinco años, “lo suyo no fue vocación sino destino, porque siempre supo, como los grandes que ese era su camino”.
Tags