×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Reflexiones
Nada de cultura
Isabel Orendain 10-07-2014 22:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Es recomendable inculcar en los niños el hábito de la lectura desde temprana edad.
Ahora que nuestros hijos están de vacaciones hay que aprovechar bien el tiempo para infundirles cultura y hábitos de lectura.

Según unas estadísticas del año 2013, que provienen de la OCDE y la UNESCO, en uno de los estudios que se titula Hábitos de Lectura, México ocupa el lugar 107 de una lista de 108 países estudiados.

Según esos estudios, el mexicano promedio lee 2.8 libros al año, mientras que en países como España o Alemania leen 7.5 y 12 libros, respectivamente.

En Mexico hay solo una biblioteca pública por cada 15 mil habitantes y el 40% de los mexicanos nunca ha entrado a una librería, además de que existe una de estas por cada 200 mil habitantes.

Esta poca lectura que hacemos los mexicanos tiene como resultado que la gente tenga muy poca cultura.

Esto lo acabo de comprobar con mis hijos y sobrinos el otro día que jugamos maratón. ¡Qué tristeza me dio!

Todos son jóvenes de “muy buenas” preparatorias tanto de la Ciudad de México como de otros estados, y de ocho, solo puedo decir que dos tienen algo de cultura.

De tanta vergüenza que les dio, una de mis hijas de plano me decía: “No, mamá. Préstame las cartas del juego para estudiarlas”.

No es que le eche la culpa a las escuelas; mucha de la culpa la tenemos nosotros los padres que no les fomentamos ni platicamos de cultura con ellos.

Es por eso que algunas sugerencias para nuestras familias, principalmente en estas vacaciones, son infundirles el hábito de lectura, llevarlos a museos, ver canales de cultura en la televisión, rentar películas históricas, jugar juegos como Maratón en familia, que además de dar conocimientos, promueven la unión familiar y la diversión.

Hay que reflexionar y darnos cuenta de que entre más chicos estén los hijos, estos hábitos de lectura y cultura son mucho más saludables y benéficos, pues se ha comprobado que además de alimentar su espíritu, lo que es muy importante, desarrollarán actitudes como la diversión, el aumento de la imaginación, la creatividad y la concentración, además del desarrollo del sentido crítico y la mejoría de la ortografía y la lingüística.
Tags