×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Papaqui en Nochistlán en honor a El Güerito
César González 20-01-2014 21:30 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




César González / Miguel González, ayudado por familiares y amigos, cargó a San Sebastián hasta el templo.
César González / Unas 2 mil personas llegaron a desayunar.
César González / Se cocinaron 520 kilos de menudo para regalar.
César González / No pudieron faltar los huevos con confeti.
César González / Miguel con su familia, quien ayudó a organizar el desayuno del día principal.
César González / Desde una azotea lanzan bolsas de cacahuates, naranjas y colaciones, en símbolo de la batalla.
César González /
NOCHISTLÁN.- Entre música de tambora, mariachi, cohetes, menudo y papaqui miles de fieles y turistas celebraron en grande a San Sebastián El Güerito, como lo llaman los lugareños cariñosamente.

El papaqui es una palabra de origen caxcán que significa fiesta o celebración.

Y en esa celebración el papaqui también incluye la repartición de naranjas, cacahuates, colaciones y cascarones entre los presentes, además de pinole untado sobre el rostro como tradición.

Los fieles se han dado cita en el barrio de San Sebastián, el más extenso y antiguo de la cabecera municipal, para celebrar a su patrono desde el 16 al 21 de enero, siendo el 20 el día principal.

Esta colorida tradición data del siglo 16.

La historia
Octavio Ramos, quien ha estudiado sobre el tema gustosamente, explicó que incluso los historiadores no manejan una fecha precisa en la que haya iniciado esta celebración.

Sin embargo, se cree que en el transcurso del siglo 16 los caxcanes, primeros residentes de Nochistlán, una vez convencidos en convertirse en católicos, recibieron a manera de préstamo una figura de San Sebastián proveniente de Juchipila.

Al percatarse de lo milagroso que era El Güerito decidieron no regresar la figura a sus dueños originales.
Molestos por la situación, los indígenas, verdaderos propietarios de la figura, desataron una batalla a pedradas para recuperar el santo.

A tres siglos de los posibles sucesos, los lugareños aún realizan una de las celebraciones religiosas más antiguas y organizadas de Zacatecas.

Los gremios
Cada año entre vecinos se integran varios gremios; es decir, los equipos encargados de organizar, hacer y ofrecer menudo en el desayuno, así como picadillo por la tarde y tejuino por las noches.

El menudo se ofrece en la celebración debido a que en dicha batalla de hace siglos, se les ofrecía este platillo a los centinelas o guardias de El Güerito para desayunar.

Lo mismo ocurría con el picadillo, y con el tejuino se buscaba la manera de tenerlos alerta durante toda la noche.

Este año, a la familia de Miguel González les correspondió organizar parte del festín del 20 de enero, la fecha principal.

González explicó que para esto se tuvieron que hacer 520 kilogramos de menudo, un desayuno que aprovecharon aproximadamente 2 mil personas.

La naranja, el cacahuate, las colaciones y los cascarones rellenos de confeti se reparten simulando ser las piedras utilizadas durante la batalla.

Con el pinole se simboliza la tierra que los antiguos caxcanes se untaban en el rostro durante las batallas.

“La décima”
Miguel González platicó a Imagen que este festejo inicia con “la décima” en el mes de octubre.

Se le nombra así a la invitación especial que hace el organizador hacia algunas familias.

Consiste en llevar una olla con ocho o 10 tamales y música de tambora en vivo a cada familia invitada a participar en la realización.

La que acepta puede cooperar con lo que esté a su alcance, desde dinero en efectivo hasta horas de trabajo durante las celebraciones.

Este año poco más de 3 mil feligreses y turistas de todas las edades acudieron a llenarse de pinole y a comer hasta el cansancio con los platillos tradicionales, todos preparados de manera casera por los vecinos agremiados.

Muy contentos y hospitalarios los nochistlenses realizaron una vez más el festejo a San Sebastián.

Al ser una tradición tan arraigada, el festejo ya comenzó a realizarse en varios puntos de California, Estados Unidos, donde residen migrantes de Nochistlán, también es famoso en el país.
Tags