×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Reflexionar la muerte, una experiencia para valorar la vida
Ignacio Esparza 03-11-2013 20:10 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Miguel Correa / Sigifredo Noriega exhortó a la ciudadanía a vivir en paz y con fe.
Los festejos del Día de Muertos deben ser una experiencia duradera para valorar y amar la vida con la finalidad de ser más felices, expresó el obispo de la diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló.

En este tenor, dijo que se trata de una fecha especial que se debe tomar con solemnidad.

Añadió que el 2 de noviembre es un día en el que se recuerda a los seres queridos que ya murieron y acudir a los panteones a visitarlos también debe ser un momento de reconciliación con la vida.

Añadió que es un festejo profundamente humano que va más allá de la mercadotecnia, en el cual se mezclan los colores, las flores, la comida, la música, la familia y las procesiones, lo cual, aunado a la palabra de Dios, “resucitar” es la salvación.

Aseguró que valorar la vida mediante la reflexión de la muerte es profesar la fe con responsabilidad para seguir adelante.

Un mensaje de fe
El obispo Sigifredo Noriega reconoció la angustia por la que pasaron este Día de Muertos los familiares de las personas desaparecidas a causa de la delincuencia organizada.

Dijo que son momentos muy complicados para ellos, pues desconocen si sus seres queridos aún están vivos o muertos.

Ante esta situación, exhortó a estas personas a no perder la esperanza; no obstante, dijo que no deben centrar su vida en ello, sino realizarla al tiempo que siguen adelante en la búsqueda.

Continúan los estudios
Respecto a los daños que se registraron en la Catedral a causa de las lluvias de este septiembre, Sigifredo Noriega informó que aún se continúa con los estudios.

Añadió que en cuanto los daños fueron detectados se actuó para evitar que empeoraran.

Asimismo, dijo que las autoridades siguen trabajando en las reparaciones y que no hay riesgos mayores.
Tags