×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



De toros, vinos y algo más
Rui Fernándes
Raúl Carballeda 19-10-2013 23:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía /
El toreo a caballo no es ajeno a la afición taurina mexicana. En los últimos años la primerísima figura y casi casi, consentida de México, ha sido por mucho el navarro Pablo Hermoso de Mendoza y también han tenido presencia recientemente el también español Leonardo Hernández y el portugués español Diego Ventura, sin olvidar desde luego a la chilena Conchita Cintrón, hace algunos ayeres.

En cuanto a mexicanos se refiere, desde luego se recuerda a Carlos Arruza, a Gastón Santos, padre e hijo y más recientemente a Rodrigo Santos.

Hoy, haremos un breve apunte de otro rejoneador contemporáneo, de nombre .

nació en Almada, Portugal, el 23 de octubre de 1978. Su nombre completo es Rui David Da Conceicao Fernándes, quien desde pequeño se sintió llamado por el toreo a caballo, llevado de la mano de su señor padre.

Su presentación tuvo lugar el 10 de febrero de 1991 en Chameca da Caparica, Portugal, posteriormente debutando en Badajoz, España, el 7 de marzo de 1998.

Ese mismo año, pero en el mes de agosto, en Lisboa, la capital de su tierra natal, el famoso rejoneador Joao Moura le otorgó la alternativa, atestiguando esta ceremonia, el también famoso rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza. El toro de su alternativa llevó por nombre “Passanha”.

Se presentó en la Plaza de Las Ventas, en Madrid, el 18 de agosto del 2002, con un toro de la ganadería de Julio de Puerta. El 23 de marzo del 2003 hizo lo propio en Valencia el 2l del mismo mes, y el 26 en Castellón, cortando orejas en este último lugar.

Confirmó su alternativa en la Plaza Santa María de Bogotá, Colombia, el 4 de febrero del 2007, cortando una oreja.

Triunfador de Europa, un rejoneador que sería interesante ver en los cosos de México, principalmente en la Monumental Plaza México, en la que por cierto, está a punto de abrir sus puertas para que dé inicio la temporada grande 2013-2014 este 27 de octubre, volviendo la hora clásica de los toros: las cuatro de la tarde.

Y…hasta la próxima
Tags