×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Si hay desempleo no caigan en la tentación de la maldad: obispo  
Karla Padilla 19-03-2017 23:14 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Archivo /
ZACATECAS.- El obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, declaró que uno de los principales obstáculos para el desarrollo académico y laboral de los jóvenes es la falta de generación de oportunidades, derivado de la situación económica del estado.

“Como Iglesia nuestra misión es precisamente ayudar a la formación, de que si la persona no está empleada, pues que pueda encontrar algo positivo para que no caiga en la tentación de  la maldad y la inseguridad. 

“No nos acostumbremos a la violencia, que cada hecho sea una llamada de atención”, exhortó el obipspo Sigifredo Noriega Barceló ante los hechos delictivos presentados durante este fin de semana en la entidad,  en el que se informó hubo dos asesinados, uno en Guadalupe y otro en Fresnillo, además de el hallazgo de dos cuerpos: uno en  Los Márquez, Rio Grande, y otro en El Mineral.  

“Es un llamado a que todos nos interesemos en las campañas de prevención, en las campañas de contención y en todo lo que buenamente las autoridades nos están proponiendo”, dijo.   

El obispo de la Diócesis de Zacatecas aseguró que una de las principales contribuciones en la lucha a este fenómeno social es que cada individuo haga su parte desde su trinchera.

Dijo que la Iglesia en México ha trabajado los últimos años en la promoción de campañas a favor de la paz, de las que se desprenden talleres para educar en torno a este estado.

“Desgraciadamente, pues son cosas en pequeño que todavía no alcanzamos a ver los frutos, sin embargo creemos que hay que tirar la semilla, hay que cultivarla”.

“El bien es más fuerte que el mal y esa es la tarea que tenemos en la Iglesia, que es un llamado más directamente a la conciencia de las personas. Ojalá que ningún bautizado caiga en la tentación de la violencia”, comentó el obispo.

En este sentido dijo que el papel de la educación tiene un papel fundamental, por lo que dijo coincidir con el nuevo modelo educativo planteado por el Gobierno Federal.  

Noriega Barceló comentó que este modelo incluye la formación de valores que constituyen la convivencia social y que contribuyen también a la formación emocional de los estudiantes.

“Yo creo que reconocer esto y ponerlo dentro del modelo educativo es reconocer que el modelo anterior ya no estaba respondiendo a situaciones nuevas”, expresó.

El obispo refirió que en la actualidad se está en el cambio de unos valores por otros, por lo que invitó a la vivencia de los que cada familia ha construido para no caer en una crisis.

“Antes privilegiábamos ciertos valores, por ejemplo el respeto, y hoy vemos que todo eso se está erosionando, que son otras las motivaciones que tenemos para actuar que no es el bien, sino la conveniencia”, expresó Noriega Barceló.