×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Una imagen llena de amor y tradición, la Virgen de La Candelaria
Norma Bernal 31-01-2014 22:10 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Archivo / Esta es la imagen de La Candelaria que esta dentro de la parroquia de La Purificación.
Archivo / Aquí inicia la historia de Fresnillo, con un manantial y un árbol, el fresno.
Eduardo Rodarte? / La Candelaria se festeja el 2 de febrero; es cuando termina la navidad.
Archivo / La bella parroquia data de 1750, prevalece el estilo barroco y clásico.

Hablar de la celebración del Día de La Candelaria no solo es cumplir el festejo vano de hacer tamales o una gran fiesta; para los fresnillenses es un motivo de alegría, fe, tradición pero sobre todo de raíces.

En El Mineral se venera a la Virgen como la patrona de la parroquia de Nuestra Señora de La Purificación, que es la misma advocación que de La Candelaria.

La iglesia de La Purificación fue edificado entre los años de 1750 y 1780 y desde el inicio se venero a la . Desde entonces fue una de las imágenes que dio identidad al municipio.

Se le llama De La Candelaria porque en su mano derecha sostiene una candela o veladora y al otro lado carga al Niño Jesús, que simboliza la presentación en el templo a los 40 días de su nacimiento.

El significado de la luz de la vela es la presencia de Dios, quien mandó al salvador al mundo; con esto se da por culminada la temporada navideña.

El cura José Manuel Tapia Estrada comentó que desde que se edificó la parroquia, la Virgen de la Candelaria vino a suplir a San Nicolás de Tolentino como patrono del entonces Real de Minas del Fresnillo.

Los fresnillenses mostraron un gran fervor a la Virgen y ayudaron a edificar el templo: quienes dieron mayor cantidad fueron los trabajadores de la mina de ese entonces, pero cada peso que era dado por los feligreses fue anotado, según algunos escritos que así lo dicen.

La bella imagen de La Candelaria ante las madres de familia mostraba el amor que se le tiene a los hijos, por lo que cada domingo asistían a misa al sonar la campana, la cual se hizo en el año de 1798, fundida por Reynaldo Macías.

La iglesia de cantera, donde predomina el estilo barroco, las imágenes que poco a poco fueron entrando a ella y la imagen de la Virgen de La Purificación sufrieron algunos daños.

El cronista de la ciudad, Gustavo Dévora Rodarte y el historiador Carlos López Gámez hacen referencia a dos sucesos importantes que se sucitaron en el templo.

El primero fue en 1911 durante la Revolución, momento en el que aunque se respetó el interior del templo no su exterior sufrió daños con los impactos de las balas.

Otro hecho fue la Cristiada, en 1926, cuando el entonces sacerdote Mateo Correa Magallanes, antes de que los guerrilleros le hicieran algo a la imagen de La Candelaria, decidió llevársela a resguardar a la Hacienda del Mezquite, donde aún se encuentra en perfectas condiciones.

Al terminar esta guerra la iglesia fue restaurada, pero se mando hacer otra imagen de la Virgen, pues luego de que el ahora Santo Mateo Correa muriera, la imagen ya no volvió.

La fe en esta Virgen continúa, aunque cabe señalar ya no con el mismo fervor que antes, pues desde hace 10 años se dejó de celebrar el 2 de febrero como antes se hacía, con una gran fiesta y reconocimiento a la Patrona de El Mineral.

“Cada año se realiza su novenario, pero la celebración de La Candelaria vino en decadencia, fue un descuido de los pastores y un tanto de los feligreses, pues de aquí parten sus tradiciones y la dejaron descuidar, ahora estamos tratando de volver a realizar la fiesta de la Virgen como se merece, pero en base a fe”, comentó el cura Tapia Estrada.

Este año la fiesta del 2 de febrero vuelve a renacer, pero es la fe la que tiene que preservar esta bella tradición.

Mañana es el gran día y se celebrará a la con Mañanitas, una misa, bendición de imágenes del Niño Dios y una romería.

 
Tags