×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Vulnerables, 150 mil personas frente a la temporada invernal
Melina González 08-11-2013 20:30 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Antonio Caldera, jefe de Bomberos.
Existe un estimado de 150 mil personas en todo el estado en situación de vulnerabilidad ante alguna contingencia climatológica durante esta temporada invernal, informó Antonio Caldera Alaniz, jefe de Bomberos de la Dirección Estatal de Protección Civil.

Precisó que la mayor parte de esta población se localiza en el norte del estado, como en El Salvador, Mazapil, el norte de Río Grande, Pinos y la sierra de Morones, además de Valparaíso y Monte Escobedo.

Explicó que esta situación de vulnerabilidad se debe a las condiciones de marginación que prevalecen entre esa población y destacó que el uso de anafres y fogatas con leña aumentan los riegos de sufrir un accidente.

Recordó que en 2012 se registraron durante esta temporada cinco decesos: tres por intoxicación con monóxido de carbono y dos más por hipotermia, por lo que acorde con el Plan de Contingencias de Heladas y Nevadas 2014 que ya se presentó, se trabaja de manera coordinada con los tres niveles de gobierno.

Refirió que con la entrada del frente frío número 11 en las zonas montañosas del estado se han presentado temperaturas de hasta 0 grados, sin que hasta el momento se haya descendido aún más; sin embargo, precisó que se mantiene un monitoreo constante de la situación climatológica de todo el estado mediante las unidades de Protección Civil municipales.

Necesario, revestir las tuberías
Por otra parte, Amado del Muro, director de la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (JIAPAZ), aseguró que es responsabilidad de cada ciudadano vigilar que no se revienten sus tomas domiciliarias por las bajas temperaturas.

Explicó que la manera de evitar esta situación es revestir los tubos con periódico, cartón o con policarbonatos que venden en las ferreterías, pues este año se esperan temperaturas más bajas que en 2011 y 2012.

“El año pasado fueron muy pocas las situaciones que se presentaron; sin embargo, este año esperamos que se incrementen porque tendremos temperaturas más bajas”, advirtió. El funcionario explicó que con temperaturas bajo los cero grados, se incrementan casi al 100% las posibilidades de que estallen las tuberías.
Tags